Nuestra pequeña locura

El patrimonio que escogí para compartir es un tatuaje muy especial para mí, una pequeña locura un 26 de septiembre que hice con mi mejor amiga… Este texto va dedicado a ella y a nuestra gran historia juntas. Como siempre digo hay personas que son solo una vez en la vida, las conexiones nunca avisan, no se buscan, no se fuerzan, las conexiones te encuentran, hacen cosquillas y refuerzan. A día de hoy no se como agradecerla todo lo que ha hecho por mí, aunque ella no se dé cuenta. Ella es un gran ejemplo de superación, aunque a veces haga falta que alguien la recuerde que vale mucho y merece mucho, pero aquí estoy yo para decírselo y demostrárselo. Gracias por la paciencia, por apoyarme, escucharme, valorarme, gracias por amarme y enseñarme a amarme a mí misma también. Tatuarnos juntas y llevarnos en la piel por y para siempre ha sido la locura más bonita de mi vida.